Felguérez dice que su generación no es de ruptura, sino de apertura universal
08-03-2012

Felguérez dice que su generación no es de ruptura, sino de apertura universal

CIUDAD DE MÉXICO (08/MAR/2012).- El pintor y escultor mexicano Manuel Felguérez, uno de los más famosos artistas de la posguerra que rompieron con el muralismo mexicano, afirmó que ellos no fueron una generación de ruptura, sino de apertura al arte universal.

 "Nuestra generación abandonó el nacionalismo y esto nos condujo al otro extremo, al internacionalismo y el universalismo", explicó el artista al hablar sobre la exposición "Las posibilidades de la forma, antología visual de entresiglos", en la que participan artistas representativos de esa corriente.

 Felguérez recordó que a ellos les tocó dejar atrás el modelo de la Escuela Mexicana, cuyos máximos exponentes fueron Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros y José Clemente Orozco, y aventurarse para lograr espacios y reconocimiento.

 "Nos tocó un principio muy azaroso, en nuestras primeras exposiciones ni quien nos hiciera caso, en los años cincuenta del siglo pasado no había museos, el Museo de Arte Moderno se creó en 1963 y Bellas Artes de vez en vez abría alguna sala", explicó.

 A finales de los años cincuenta, Felguérez formaba parte de la primera generación de artistas defensores del arte abstracto, entre quienes se encontraban Vicente Rojo, Fernando García Ponce, a los que se sumaron posteriormente José Luis Cuevas y otros, quienes se confrontaron con la Escuela Mexicana.

 El artista plástico afirmó que el muralismo fue una escuela creada durante la Revolución Mexicana (1910-1917) que fue útil en su momento, pero que fue un arte apoyado en el nacionalismo, con el respaldo del Estado y que enviaba mensajes de tipo social en sus obras.

 Los artistas anteriores se inspiraban en el arte prehispánico, en el arte popular, en la arquitectura de los pueblos, "en tanto que nosotros nos abrimos a la historia universal, al arte de la India, de los egipcios, los griegos y los romanos, es decir, nos abrimos al mundo", comentó.

 "Más que una ruptura fue una apertura con carácter universal", apuntó y recordó que ellos comenzaron a admirar a otros pintores como el español Pablo Picasso (1881-1973) y a buscar una nueva estética que se desarrollaba en todo el mundo.

 Más información en: www.informador.com.mx

Ultimas noticias